martes, 22 de enero de 2013

PIZZA CASERA DE POLLO ESPECIADO CON CEBOLLETA TIERNA Y PIMIENTO VERDE

La pizza es un gran invento. Según dicen el origen más aceptado se sitúa en la antigua Italia, donde se acostumbraba a hacer pan de forma circular y después de cocinado se cortaba en porciones como actualmente ocurre con la pizza que conocemos. De ello se deduce que añadiendo ingredientes extras a este tipo de pan se dio origen a la pizza. 
¿Cuántas recetas de pizza distintas deben existir hoy en día? A cada uno le gusta de una manera: hay masas de pizza gruesas y esponjosas, finas, con base de tomate frito, natural o fresco, pizza blanca, con los bordes rellenos de queso, con extra de queso, de verduras, de carne, de pescado, de marisco, con huevo,...
La de hoy es una receta muy sencilla, rápida de preparar (unos 10-15 minutos de elaboración y 30 minutos de levado) y con un sabor excepcional. Como está muy de moda la pizza con bordes rellenos de queso os adjunto una foto de cómo quedaría esta misma receta de masa de pizza con el extra de queso que añadamos en todo el perímetro.


Ingredientes:

(masa de pizza)
200 ml de agua
20 gr de levadura fresca
400 gr de harina de fuerza
1 cucharadita de sal
50 ml de aceite
1 cda de orégano

(relleno)
2 pechugas de pollo
3 cebolletas tiernas pequeñas
1 pimiento verde
1 cda queso fresco batido 0%
1 cdta curry
1 cdta pimienta blanca molida
1 cdta salsa inglesa (worcestershire)
tomate frito casero
queso rallado





Receta:
Empezaremos preparando la masa de la pizza. Disolver la levadura en el agua tibia y añadirle el aceite. En un bol amplio o en la amasadora mezclar la harina y la sal con el orégano. Incorporar la mezcla de levadura y amasar durante unos 10 minutos hasta que obtengamos una masa lisa. Reservamos en un bol amplio tapado con un paño durante 30 minutos.


Para el relleno de la pizza calentamos una sartén con aceite y añadimos las pechugas de pollo cortadas en dados pequeños y del mismo grosor. Sofreímos un par de minutos y añadimos el curry y la pimienta (también se podría tener los dados de pollo marinando en la salsa junto con las especies durante una o dos horas antes de elaborar la pizza). Cuando empiece a tomar color añadimos la salsa inglesa y el queso batido. Dejamos reducir un par de minutos y reservamos.
Cortamos el pimiento y la cebolleta tierna en láminas finas y las colocamos en un plato apto para microondas con un chorrito de aceite y las tapamos con papel film. Cocinamos en el microondas unos 5 minutos para que se ablanden.
Una vez la masa de la pizza esté lista, la estiramos con un rodillo sobre una superfície enharinada dándole la forma deseada. 
Extendemos el tomate frito casero sobre toda la base de la pizza, el pollo especiado y la cebolleta y el pimiento. Cubrimos con mezcla de quesos rallados y horneamos unos 30 minutos.

**Así quedaría con los bordes rellenos de queso



 ¡¡Hasta la próxima!!

5 comentarios:

Amanda dijo...

Esta maravillosa pizza lo tiene todo.
;)

DULCE dijo...

Tremendo!!! Tiene una pinta espectacular....

Mi toque en la cocina dijo...

He conocido el blog por casualidad y aquí me quedo como seguidora para no perderme ninguna receta. De paso os invito a conocer mi blog a ver que os parece.
Un besito desde Las Palmas.

MAIZENA dijo...

Que señora pizza me ha encantado el adobo del pollo!

Nathalia dijo...

Que buena pizza. Me encantó a masa.
El relleno también se ve muy rico.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...